Recomendaciones para Limpiar las Cuerdas de una Guitarra

Todos los elementos que conforman una guitarra son realmente importantes, pero sin las cuerdas, por muy optimo que se encuentre el instrumento, no lo podrás tocar, por ello, consideramos que es una parte integral y, por lo tanto, requiere de mantenimiento cada cierto tiempo.

Quizás si observas las cuerdas a simple vista, no podrás darte cuenta de la cantidad de sucio que se aloja en ellas, y peor todavía, no te percates del impacto negativo que puede llegar a tener mientras tocas cualquier melodía. Si, así como lo lees, la falta de limpieza en las cuerdas puede influir en la calidad de la música que estés interpretando.

Por otra parte, es importante que entiendas que, no solamente es realizar una limpieza, sino que además debes acostumbrarte a lubricar las cuerdas constantemente, a fin de obtener optimización y a su vez, alargar el tiempo de uso de las mismas.

¿Cómo quitarle el sucio a las cuerdas?

Lo primero que debes empezar por hacer es buscar un lugar en el que puedas colocar la guitarra en la posición que más fácil se te haga, pero, obviamente siempre con las cuerdas hacia la parte de arriba.

Puedes, inclusive, colocarla sobre tus piernas o, si la guitarra tiene una correa, puedes colocarla en tu cuello para que tengas un mayor soporte. Lo que debes tener presente es de debes evitar golpear el clavijero para que no termines desafinando el instrumento.

Como segundo paso tenemos la selección del paño, trapo, seda o papel con el cual realizarás la limpieza de las cuerdas, tomando en consideración que debe ser una tela absorbente, o con microfibras, en fin, generalmente debe ser suave, limpio y seco. Si tu caso es que tienes cuerdas de nylon, te recomendamos que utilices una tela seca o que tenga solo un poco de humedad.

Otro elemento importante a considerar es la solución limpiadora a utilizar, en el mercado puedes encontrarte innumerables marcas ideales para completar el objetivo, lo dejamos a tu preferencia la elección del mismo.

Luego de que tengas el limpiador de tu preferencia, lo que viene es la aplicación a las cuerdas por medio de la tela seleccionada, es decir, por ninguna razón debes aplicar la solución directamente en las cuerdas. Primero humedece la tela, con eso evitarás que el producto caiga en el cuerpo de la guitarra, ya que, puede ocasionar manchas imposibles de eliminar en el instrumento.

Si por alguna razón no tienes dinero o la disponibilidad para adquirir una solución limpiadora, no debes preocuparte, porque también puedes utilizar un poco de alcohol. Incluso, hay personas que aseguran la efectividad que tiene, también, el gel de afeitar para la limpieza de las cuerdas.

Seguidamente, es importante que utilices la tela de la manera correcta, es decir, lo recomendable es que luego de humedecerla con la solución a utilizar, te asegures de que la cuerda quede cubierta por ambos lados, por ejemplo, si inicias por la sexta cuerda, coloca una parte de la tela por debajo de la cuerda, dobla el paño y cúbrela por encima también y comienza a deslizar la tela sobre toda la cuerda.

Cabe destacar que, debes asegurarte de aplicar la limpieza desde la parte de abajo que se conoce como puente, hasta la altura del clavijero, o lo más arriba que puedas llegar con la tela limpiadora.

Por lo general, la zona que suele almacenar mayor cantidad de sucio en las cuerdas es a nivel de los trastes, y se debe al constante contacto que se tiene con los dedos al tocar. De igual modo sucede con el área que está en la boca de la guitarra, causada, sobre todo, al momento de tocar arpegios.

Un dato adicional que podemos mencionar es que, es posible que, al momento de realizar la limpieza, las cuerdas cambien un poco su color, y se debe a que estás realizando muy buen trabajo. Asimismo, quizás el instrumento pueda desafinarse un poco, es por ello que debes asegurarte de chequear al terminar la limpieza.

¿Cómo lubricar las cuerdas?

La lubricación de las cuerdas se realiza principalmente a las que son de metal, ya que, las que son de nylon no se corroen. Si aún no sabes de qué material están hechas las cuerdas de tu guitarra, puedes cerciorarte en el empaque donde vinieron originalmente.

Si por diferentes motivos en el empaque no está reflejado el material de las cuerdas, fíjate en la imagen que está al frente del empaque, generalmente suelen traer la foto referencial de la guitarra en la cual es utilizada las cuerdas, es decir, si aparece una guitarra acústica, es porque las cuerdas son de nylon, si, por el contrario, aparece una guitarra eléctrica es porque son de metal.

La razón por las que las de metal se lubrican es para evitar a toda costa la corrosión y, por ende, se tornen pegajosas, sucias y oxidadas. Si eso ocurre, podría afectar negativamente el sonido de las cuerdas de tu guitarra.

En cuanto al lubricante a utilizar, pueden ser cualquiera de los que se encuentran en el mercado, lo importante es que, además de mantener lubricadas las cuerdas, también evites que se oxiden. Es importante que verifiques que el producto a utilizar no sea fabricado a base de petróleo, porque al cabo de un tiempo, podría causar daños en las cuerdas.

Para su aplicación puedes utilizar el mismo trapo o la misma tela que usaste para realizar la limpieza, pero optando por utilizar las zonas que se encuentren secas, sin usar.

Acto seguido, inicia la aplicación uniforme del lubricante y para ello, puedes hacer la misma técnica que utilizaste para limpiar las cuerdas. Es decir, trata de aplicar el producto directo en la tela y posteriormente humectar las cuerdas desde la parte de abajo del puente, hasta la zona del clavijero, siempre tomando en cuenta que la cuerda quede lubricada por ambos lados.

Si no consigues un producto confiable, o en el momento no tienes la disposición de obtenerlo, puedes utilizar vaselina, aceite de oliva o el aceite que se utiliza para bebés, por lo general, son productos más económicos y fáciles de conseguir.

Para finalizar, ambos procesos de limpieza y lubricación de las cuerdas pueden realizarse al término de cada sesión que realices, sobre todo si has tocado en lugares calurosos y polvorientos, además, el sudor y los aceites naturales que se encuentran en la piel influyen en la acumulación de suciedad.

El amor que sientas hacia tu guitarra también estará determinado por el cuidado que le des a la misma. Así que, no descuides tu instrumento y mantenlo al día para alargar su tiempo de vida.

Con el siguiente Vídeo aprenderás qué productos utilizar para limpiar las cuerdas de una guitarra 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.