¿Cuánto tiempo al día hay que practicar con el instrumento?

cuánto tiempo al día hay que practicar con el instrumento?

Es normal que al aprender a tocar un instrumento musical, nos preguntemos ¿cuánto tiempo al día tendré que practicar para dominarlo? Por este motivo, hoy analizaremos algunos aspectos importantes para definir cuánto tiempo es el más adecuado para dedicarle diariamente a la práctica musical. Así, podrás organizarte diariamente para realizar tus prácticas de la mejor manera.

¿Cuánto tiempo se recomienda practicar al día con el instrumento?

Hablar sobre cuántas horas de práctica al día son las correctas para ser un músico virtuoso, puede resultar todo un dilema. Muchos especialistas mencionan que con 2 horas de práctica al día es suficiente, mientras que otros recomiendan 4 o hasta 5 horas de prácticas diarias para avanzar con mayor velocidad.

Sin embargo, en el campo de la psicología se establece que para alcanzar el dominio o maestría de cualquier área de aprendizaje, hacen falta al menos 10.000 horas de práctica. Estas pueden ser distribuidas de la manera en que el practicante desee, sin embargo, el objetivo sería que las mismas se completaran en un periodo aproximado de 10 años.

Además, no se establece una cantidad de horas específicas para practicar diariamente. Esto se debe, a que el desarrollo de cada persona a través de las prácticas puede variar considerablemente de acuerdo a diversos factores.

¿Qué se debe tener en cuenta al momento de practicar con un instrumento musical?

Indistintamente del tiempo que se suela dedicar al instrumento musical, es de suma importancia procurar aprovechar al máximo el tiempo de práctica prestando atención a los ejercicios y técnicas que se realicen.

A continuación, te mencionaremos algunos aspectos de gran importancia que valen la pena tener en cuenta al momento de practicar diariamente con tu instrumento musical:

Procura practicar con conciencia

Una de las mejores formas de mejorar considerablemente en tus prácticas sin desaprovechar las horas, es hacerlo mientras intentas tener conciencia de lo que haces. Si estás realizando escalas, presta atención a la secuencia que llevas e intenta detectar los posibles errores en los que puedas trabajar al ejecutar tu técnica.

Es importante que comiences realizando los ejercicios lentamente, procurando realizar tu técnica de la mejor manera. De esa manera, a medida que vayas agregando progresivamente mayor velocidad, contarás con una ejecución impecable. Ya que, un error muy común, es realizar las prácticas a gran velocidad, descuidando la técnica y ejecución correcta de los ejercicios.

Evita las prácticas monótonas y descuidadas

Es cierto que a medida que practicamos más y más, nuestro cuerpo va desarrollando su ‘memoria muscular’, y llegará un punto en donde podamos realizar distintos ejercicios o técnicas sin si quiera tener que prestar atención a ello.

Sin embargo, esto tiene su lado negativo, que de no corregirse puede resultar fatal para nuestra técnica al momento de ejecutar diversos instrumentos musicales. Aún cuando los ejercicios resulten repetitivos o mecánicos, es importante que no pierdas de vista lo que haces, pues siempre existirán aspectos por corregir o mejorar durante las prácticas diarias.

Recomendaciones adicionales para aprovechar al máximo el tiempo de tus prácticas musicales

Recuerda que practicar solo por practicar, lejos de ayudarte a avanzar como músico, contribuirá a que te estanques. Como se ha mencionado antes, indistintamente del tiempo que decidas dedicar a las prácticas, lo importante es que procures aprovechar al máximo tu tiempo, analizando cuáles son los aspectos que puedes y debes mejorar.

Estas son algunas recomendaciones que puedes aplicar para evitar las prácticas monótonas y descuidadas:

Solicita la opinión de un tercero durante tus prácticas

Pídele a un amigo que te escuche mientras prácticas. De esa manera, el mismo podría hacerte observaciones que tú puedes estar pasando por alto. En caso de que no cuentes con alguien que pueda escucharte al practicar, también da muy buenos resultados el hecho de grabarte mientras llevas a cabo tus prácticas.

Procura enfocar tus prácticas en detalles específicos

Analiza tus fortalezas y debilidades al tocar el instrumento. Recuerda que tocar de manera mecánica sin percatarte de lo que haces, solo reforzará aquellos errores que ya tienes y hará que te estanques.

Procura repetir los fragmentos con mayor dificultad de los ejercicios que realizas. Esta es una característica bastante común y altamente efectiva de las ‘prácticas deliberadas’. Ya que, al practicar de manera específica o detallada, podrás ir fortaleciendo poco a poco tus debilidades.

Desarrolla disciplina y constancia

El correcto empleo de la disciplina y constancia, pueden ayudarnos a alcanzar el éxito en los distintos campos que abarquemos. Así que, procura establecer una rutina de prácticas que puedas llevar a cabo diariamente sin interrupción. Bien sea que solo practiques 1 o 2 horas al día, lo importante es que lo hagas a diario y durante este tiempo, procures concentrarte únicamente en ello.

Si cumples con esta regla, podría decirse que ya tienes la mitad del camino recorrido. Ya que, solo será cuestión de tiempo para que empieces a notar tu progreso. Eso sí, es importante que conviertas dichas prácticas en un hábito y respetes su espacio diario, tal como si se tratara de cualquier otra actividad a la que le brindas prioridad.

Sigue una metodología en tus prácticas

Por último y para concluir con esta pequeña lista de consejo, no podíamos dejar por fuera este excelente consejo. Para aprovechar el tiempo al máximo de tus prácticas, es importante que tengas claro qué harás durante las mismas.

Así que, desarrolla un plan de acción que puedas llevar a cabo diariamente, en donde alternes los ejercicios que realizarás. Por ejemplo, un día puedes realizar escalas, mientras otro, practicar teoría y solfeo, otro día puedes ensayar alguna de tus canciones favoritas, y así sucesivamente.

Esto, con la finalidad de trabajar de manera organizada en los distintos aspectos que deben mejorarse de manera equilibrada. Así que, evita a toda costa mezclar los ejercicios o realizar tu práctica sin tener claro lo qué harás, pues esto solo te haría perder horas de tiempo valiosas.

¿Cuántas horas al día debería practicar entonces con el instrumento musical?

Como hemos visto, no existe una regla específica sobre las horas diarias que deberían dedicarse a la práctica de un instrumento musical. Ten presente, que más allá de las horas que dediques diariamente, es importante que procures realizar una ‘práctica deliberada’, que te permita aprovechar al máximo las horas que elijas para tus ensayos musicales cotidianos.

Recuerda que también es fundamental que trabajes en desarrollar constancia y disciplina, para que puedas ver los resultados de tu esfuerzo con el tiempo.

Así que, bien sea que practiques 1, 2, 4 o 5 horas al día, procura siempre hacerlo con la mayor concentración, prestando atención a los detalles que realizas.

Ahora que tienes más claro cuánto tiempo al día hay que practicar con el instrumento musical, podrás desarrollar con el tiempo maestría en el instrumento musical que elegiste aprender a tocar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *